sábado, 23 de abril de 2011

Tipos y formas de botellas de vino

La botella no se empezó a usar para envasar vino hasta el siglo XVII, ya que con anterioridad a ese periodo se empleaban otros materiales tales como ánforas de barro, tripas de animales o barriles de madera.

Su diseño y características hacen que algunos vinos fermenten en la botella y otros son embotellados tras su fermentación en cubas. La botella estándar contiene un volumen de 750 ml.

Cada uno de los diferentes tipos de botellas de vino tiene su color específico y obviamente su nombre. Algunos de los nombres se refieren al lugar de origen, por ejemplo en España la de jerezana, en Portugal la de Oporto y en Francia la de Provenza.

Algunas las eligen por pura estética, otras porque son las tradicionales para determinado tipo de vino, en determinados casos la forma es importante para el buen desarrollo del contenido y otras veces se eligen en función al mercado al que están destinados.

En la actualidad exiten ademas de las formas tradicionales infinidad de formas personalizadas y colores.

Los tipos de botellas más utilizados son:

-Botella “bordelesa”: alta y cilíndrica, hombros marcados y cuello alargado, es utilizada de manera tradicional para los vinos tintos de guarda en vidrio de color verde oscuro, así como transparente en determinados vinos blancos. Es el modelo genuino de Burdeos.

-Botella “borgoñesa”: cuerpo cilíndrico de mayor anchura y hombros caídos, Se suele fabricar en color marrón o verde oliva. tradicionalmente en color verde para los vinos tintos de crianza en las regiones vinícolas alemanas, y más raramente para los vinos blancos. En Francia es la botella oficial de la región de Borgoña


-Botella “champañesa”: muy parecida a la borgoñesa, fabricada con vidrio de color verde y espesor de paredes de mayor anchura, para poder soportar mejor las elevadas presiones de los vinos carbónicos.


-Botella “renana” o Rhin: de forma esbelta y alargada con hombros muy estrechos, se utiliza casi exclusivamente para los vinos blancos en color verde, y transparente para los vinos rosados. de origen alsaciano – germano. Tuvo su origen en las riberas de aquel río.



-Botella “jerezana”: similar a la bordelesa, pero de hombros más rectos y marcados, presenta un abombamiento en el cuello y un gollete en dos fases. Generalmente son de color verde oscuro o negro.



-Botella tipo “Franconia”: de aspecto aplanado, corta y de contorno redondeado y cuello cilíndrico.



Todas las botellas llevan en el fondo unas inscripciones donde se indica además del fabricante, el volumen nominal de las mismas, y una cifra donde indica la altura en milímetros donde desde el plano de la boca se alcanza a 20º C el volumen nominal indicado.

El tamaño influye de manera considerable en el envejecimiento y conservación del vino. La evolución del vino es más lenta a medida que aumenta el tamaño de la botella. Tenemos:

  • Benjamín: 18 cl.
  • Tres octavos: 37 centilitros.
  • Tres cuartos: 75 centilitros. (la más común)
  • Magnum: 1,5 litros.
  • Jeroboam: 3 litros.
  • Imperial: 4 litros.
  • Rehoboam: 4,8 litros.
  • Mathusalem: 6,4 litros.
  • Salmanasar: 9,6 litros.
  • Baltasar: 12,8 litros.
  • Nabucodonosor: 16 litros.
  • Salomón: 18 litros.

Los tamaños las más comunes son las Mágnum, con capacidad para 1,5 litros. Son las más recomendables para guardar los vinos porque su evolución en estas botellas es mucho más lenta. Las de 0.5 litros se utilizan para vinos dulces.

Fuentes:

http://www.lugardelvino.com/formacion/tipos-de-botellas.html

http://www.fiestadelavendimia.com/pdf/utensilios.pdf

http://www.saberdevino.com/tipos-de-botellas-de-vino

http://www.elgrancatador.com/2009/01/22/origen-de-los-distintos-tipos-de-botellas-de-vino/

1 comentario: